.

3 pasos para que ames estar en tu casa

¿Te has puesto a pensar el efecto que tiene tu casa en ti?

Nuestro hogar es el lugar que contiene nuestro bienestar y salud en la vida.

Al crear un espacio que esté lleno de amor, balance y creatividad te estás cuidando a ti misma.

¿Qué es una casa energéticamente en balance?

Hazte está pregunta ¿estoy realmente viviendo mi espacio de la mejor manera posible?

Una vez que te hayas respondido esto, no hay pretextos para no explotar el potencial de tu casa y analizar a fondo ¿cómo te quieres sentir en ella?.

Si es que no sientes eso en tu casa es que hay cambios por hacer. Porque aunque tu casa sea rentada o prestada, es el espacio que habitas y que es totalmente un factor de influencia para tu mente, tu cuerpo y tus emociones.

 

PASO 1: DETOX

Muchos de nosotros vivimos en espacios que fueron previamente habitados, y de esta manera se puede percibir la energía de las personas anteriores. O se siente el ambiente pesado en otras ocasiones cuando es un espacio que no tiene buen flujo de energía.

 

  1. Evitemos la cantidad de objetos electrónicos encendidos:

Este tipo de vibraciones nos traen frecuencias que afectan la energía del espacio, es importante reducir y apagar al máximo estos aparatos para evitar que el espacio se sobre cargue de vibración electrónica. No necesitamos taaaaanta tecnología.

 

  1. Hojas de Salvia:

Puedes conseguir hojas de salvia secas que venden en los mercados, cerrar las ventanas y encenderlas, llenando con su humo toda tu casa. Deja que el humo limpie el espacio y después ventila. Parece rito de magia, pero en realidad son hierbas medicinales muy adecuadas.

 

  1. Sal de mar:

También sirve esparcir sal de mar en el piso y dejar que absorba unos minutos para después barrerla y tirarla a la basura. Esto ayudará a limpiar las viejas energías que se acumulan en los espacios.

 

PASO 2: REACOMODA

  1. Tomando en cuenta cómo te sientes en tu casa y qué haces cuando estás en ella, reorganiza los muebles y la decoración de manera que tenga congruencia contigo. Vale la pena invertir y hacer el esfuerzo para que te sientas mejor haciendo lo que te gusta hacer.

 

Si te gusta escribir, coloca una zona que te invite a ello. Si te gusta leer, un lindo sofá y una buena lámpara, si llegas a casa a descansar, utiliza una iluminación que te relaje, prende velas, aceites esenciales  y todo lo que vaya con lo que quieres cultivar.  Recuerda hay que generar buen sentir.

 

PASO 3: ARMONIZA

Que las llaves tengan su lugar, y prueba cómo te sientes poniendo un espacio para colocar los zapatos en la entrada cuando llegues.

Crea un espacio para bañarte con ricos jabones y cremas que te hagan sentir a gusto.

Escoge tu ropa del día siguiente para que te sientas confiada y contenta con como te ves.

Piensa en aromas y que tu casa siempre huela rico.

Establece una hora sin tecnología antes de dormir, poniendo tu teléfono en modo de avión.

 

La próxima vez que veas tu casa, piensa de qué manera puedes hacer que se sienta más en paz y armonía posibles. Imagina cómo es una casa saludable y qué puedes hacer para cultivarla.

 

Si te gustó comparte con tus amigas, realmente todas merecemos tener una casa que nos contenga, nos llene de paz, energía y nos haga sentir felices.

Musas Digitales

Musas Digitales

Somos Anna & Itzel de Musas Digitales, tus compañeras de travesía, y creemos que tienes todo para lograr lo que quieras.
Musas Digitales

Latest posts by Musas Digitales (descubrir más)

Comentarios

comments

También puede gustarte:

error: ¿Te gusta el contenido? Compártelo