.

Vive del Yoga sin culpa

Hay un gran debate dentro de la comunidad de yoga sobre si es “yogui” mezclar los negocios con el yoga.
No solamente el yoga y los negocios se pueden mezclar, se complementan, se ayudan el uno al otro para manifestar la vida que queremos, ayudando a más personas a descubrir esta práctica que trasforma vidas.

Aquí hay tres buenas razones para que te sientas bien de hacer negocios con el yoga, y que esto te ayude a servir a más personas con tu enseñanza:

Reconoce tu valor:
1. El yoga trasforma vidas. Si te haz dedicado al servicio como maestro de yoga, lo sabes perfectamente. Esta práctica para empezar, cambio tu vida, y te sientes preparado para compartir esto con los demás. Tus clases, sesiones privadas, retiros y talleres son muy valiosos para tus estudiantes. Tu servicios son probablemente algo que tus alumnos recuerdan como parte fundamental de su vida.
Simplemente piensa en cuánto dinero haz invertido tu en clases, formaciones, ropa y viajes para practicar y aprender yoga.

Tus alumnos piensan igual que tú. Aman el yoga, y te aman a ti. El darles opciones para que profundicen en su práctica contigo es una manera en que pueden expresarte cuanto te aprecian.
En tiempos tan locos como estos, en donde no hay valor por las cosas que valen la pena, es tu deber darle a tus estudiantes opciones para gastar más en yoga que en el mundo material.

2. Cuando haces crecer tu negocio, haces que crezca el movimiento del yoga.
Cuan mejor seas en dirigir tu negocio de yoga, mas personas vendrán a tus clases y a tus evento. Eso significa que habrá más gente haciendo yoga, así de simple.

El ofrecer servicios de calidad, hará que tengas alumnos comprometidos con la práctica. Eso significa que tendrás buenos ingresos y buen flujo de dinero en tu negocio. Sin tenerte que preocupar por pagar las cuentas y más bien poniendo tu energía en cómo servir mejor a tus alumnos.

3. Trata a tu negocio como tu práctica

Práctica hacer negocios de la misma manera en que practicas yoga, disciplinadamente. Tu negocio se puede convertir en un espacio en donde vas a trabajar en ti mismo, en mejorar, en crecer y en expandirte. Si hay algo que estás evitando en tu negocio, posiblemente es algo que necesitas trabajar en ti, así como hay asanas que no te gusta hacer.

La gente que tiene éxito sabe que el éxito no viene solo, se necesita un gran toque de obsesión para hacer las cosas bien, una y otra vez. Un negocio exitoso requiere de práctica y esfuerzo sin crear apego a los resultados ¿te suena familiar?

El tomar un negocio como una práctica es el siguiente paso que necesitamos como comunidad para mover el yoga como una gran revolución mundial.

Así que, seamos abundantes en nuestro pensamiento, en emprender con ganas y traer más yoga al mundo.

Musas Digitales

Musas Digitales

Somos Anna & Itzel de Musas Digitales, tus compañeras de travesía, y creemos que tienes todo para lograr lo que quieras.
Musas Digitales

Latest posts by Musas Digitales (descubrir más)

Comentarios

comments

También puede gustarte:

error: ¿Te gusta el contenido? Compártelo